martes, 17 de mayo de 2011

Xilografía a contrafibra o a testa


La xilografía a contrafibra también conocida como xilografía a contrahilo, a testa o grabado al boj (por ser la madera de boj la más adecuada para esta técnica). Su principal diferencia con la Xilografía a fibra o a hilo en que la madera está cortada transversalmente en el tronco del árbol y que se reemplazan las gubias por los buriles como herramienta para su elaboración.

La preparación de la plancha requiere mucho cuidado, ya que la madera ha de estar convenientemente seca al abrigo del sol y de la lluvia durante un año y posteriormente en una habitación caldeada. Esta madera se cortará en planchas que se adherirán formando un bloque. Este bloque se volverá a seccionar para ser pegado nuevamente y vuelto a cortar de la forma en que indican las imágenes.

Planchas de madera adheridas formando un bloque
Corte del nuevo bloque de madera en láminas.
Nuevo encolado de las láminas desplazando ligeramente las adhesiones anteriores y posterior cortado en nuevas láminas

Bloque de madera sobre el que trabajaremos tras lijar la superficie convenientemente.
Adecuación del formato eliminando las partes sobrantes

Una vez lijada la superficie sobre la que vamos a trabajar, conviene impregnar la madera por todas sus caras con aceite de linaza tibio y dejarlas secar durante varios días tras los cuales se espolvoreará con piedra pómez a la que se añade unas gotas de barniz, lo que conferirá a a madera una superficie brillante al frotar este preparado con una muñequilla de tela en movimientos circulares. Es importante destacar que estas planchas las podemos comprar ya preparadas para ahorrarnos el tiempo que conlleva el delicado proceso de preparación.


Superficie lista para comenzar a traspasar el dibujo.

Cuando ya tenemos la plancha lista, procedemos a transpasar el dibujo tal y como se indica en la entrada "Elementos del proceso de estampación" teniendo siempre en cuenta que tendremos que tallar la imagen invertida sobre la plancha para obtenerla al derecho en la estampación. Al igual que en la Xilografía a fibra, conviene teñir la superficie de la madera con un poco de tinta china, para facilitarnos la tarea de tallar la superficie.

Como ya hemos indicado, las herramientas utilizadas en esta variante del grabado sobre madera no son gubias o cuchillas sino buriles. (Ver entrada "Glosario de herramientas"). Los buriles podemos encontrarlos con puntas diferentes, la cual elegiremos en función del trabajo que deseemos realizar. Podemos encontrar buriles de sección triangular, cuadrada, romboidal e incluso en forma de peine muy útil para abrir varias líneas a la vez.
Sea el tipo de buril que sea, lo cierto es que todos han de estar convenientemente afilados, de lo contrario no obtendremos buenos resultados en nuestro grabados.

Procederemos a llevar a cabo la talla con el buril sobre la madera que hemos preparado previamente empujando hacia delante con el buril apoyado por su parte convexa del mango contra la palma de la mano. Para profundizar el trazo hay que ir variando la inclinación del buril en relación con la superficie de la plancha.

Una vez que hemos realizado todas las tallas sobre la madera, procedemos a entintar y estampar la matriz de acuerdo a los procesos indicados en las entradas "Procesos de entintado en relieve" y "Procesos de estampado en relieve".

4 comentarios:

  1. Te agradezo mucho que publiques esta información, se nota el cariño y empeño que sientes por la xilografía, excelente trabajo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias!!! es un maravilloso mundo que no merece menos.

    ResponderEliminar
  3. muy bueno, tengo un examen de este tipo de cosas y no entendia las diferencias.
    grracias

    ResponderEliminar
  4. Hola, me podrías indicar, por favor, donde puedo conseguir planchas de boj ya preparadas para grabar? Mi correo xavi_escala@hotmail.com gracias

    ResponderEliminar