viernes, 27 de mayo de 2011

Grabado al buril


La técnica del grabado al buril consiste en cortar, inscribir o tallar en la superficie de un material de dureza y resistencia suficientes para conservar la incisión de forma duradera como puede ser una plancha metálica. Se trata del más directo de todos los procesos en hueco además de ser el más difícil de llevar a cabo y el que más destreza requiere en el empleo de las herramientas.

La herramienta empleada es un buril (queda nombre a la técnica) consistente en una barrita recta de unos pocos centímetros de longitud y de sección cuadrangular, triangular o romboidal que se monta sobre un mango de madera. La punta metálica se afila de modo que se conforme una cara plana con una inclinación de unos 45º. Si se desean entallas más breves y anchas, viene bien afilarlo con una inclinación de 60º.
Para trabajar una plancha con un buril, lo más importante es que el buril esté bien afilado, que incidamos sobre la plancha con el buril con un ángulo bastante bajo, de lo contrario el buril se clavará en la plancha e impedirá que avance vaciando las líneas. Con el buril siempre se trabaja haciendo un movimiento de empuje y no de arrastre trazando las líneas que van componiendo el dibujo.

Bernardinus Nocchi (dibujó)y Rafaello Morghen (grabó) Grabado al buril .Copia del fresco de Rafael para la bóveda de la Estancia de la Signatura, Palacio Pontificio del Vaticano, 1509-1511).


Melancolía I. Alberto Durero, 1514. Grabado al buril


Adan y Eva. Alberto Durero. Grabado al buril


Otra posibilidad consiste en confeccionar todo el dibujo en la plancha con puntos diminutos, lo cual es un método bastante sencillo de grabado con buril, que se efectúa con un buril cuya punta se ha curvado ligeramente hacia abajo lo que facilita el acto de abrir los puntos.


2 comentarios:

  1. Donde consigo los buriles?
    Mi correo es leal1042@gmail.com
    Gracias.
    Soy de Colombia. Departamento Antioquia

    ResponderEliminar