lunes, 26 de noviembre de 2012

Acerado de la plancha

El acerado es un procedimiento opcional que se lleva a cabo sobre las planchas metálicas para conseguir una matriz más resistente y que por lo tanto aguante un mayor número de tiradas.

Se trata de un baño electrolítico que recubre la superficie de la plancha de una película de hierro o níquel que la hace más resistente.

Esto supone que las planchas admitan un número mucho mayor de tiradas sin un desgaste apreciable de las mismas y por lo tanto sin que se resienta de manera considerable la calidad de la estampación.

Se trata de un proceso que se lleva a cabo especialmente para grabar planchas a la punta seca, a fin de tener una superficie más dura, aunque también es utilizado en el resto de técnicas para tiradas muy extensas que necesiten de este proceso para no desvirtuar la imagen de la ultima estampa en relación con la primera.

El proceso se puede llevar a cabo sobre planchas concretas, o sobre una gran lámina que posteriormente se corta. Actualmente, las planchas se venden ya aceradas en caso de quererla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario