jueves, 19 de mayo de 2011

Grabado a la punta seca


La expresión punta seca, describe la técnica de rayar o rozar directamente la superficie pulida de una plancha de metal con una punta aguzada, de ahí que la punta seca, esté considerada como una técnica directa de grabado en hueco.

La característica principal de la punta seca es la rebaba que levanta la punta al incidir sobre la superficie resistente del metal, siendo esta rebaba la encargada de retener casi toda la tinta en el proceso de entintado y estampación.
Esquema de la rebaba que genera la punta seca sobre el metal.
Para dibujar a la punta seca, el único instrumento realmente esencial es una punta de grabar, (Ver glosario de herramientas) de acero duro o de una piedra dura como es el diamante, el zafiro o el rubí. Esta punta, sea cual sea su material ha de ser aguda y sus características dependen en gran medida del grabador, siempre que sea fuerte y cómoda de manejar y produzca la rebaba deseada.

También es conveniente tener a mano un rascador y un bruñidor (Ver Glosario de herramientas) que pueden ser útiles para eliminar líneas erróneas.

Son interesantes otro tipo de herramientas descritas en la entrada "Glosario de herramientas" que ofrecen posibilidades creativas en los grabados a la punta seca, como pueden ser las ruletas, los graneadores, etc.

En cuanto a los materiales para las planchas son aceptables el cobre, el zinc, el acero, el latón, el aluminio y además el magnesio, cada uno con sus características propias descritas en la entrada "Materiales de las matrices para el grabado en hueco". La diferencia reside únicamente en la dureza del material y cuanto más blando sea, menos estampas iguales podremos obtener, ya que las rebabas encargadas de recoger la tinta se deterioran muy rápidamente bajo la presión del tórculo, por lo que los trabajos a la punta seca permiten tiradas muy cortas.

Para conseguir que la plancha proporcione una tirada superior se puede llevar a cabo un procedimiento conocido con el nombre de "Acerado" que consiste en dotar a la plancha de una delgada película de hierro, níquel o cromo mediante deposición electrolítica, lo que supone que las planchas admiten tiradas mucho mayores sin un desgaste apreciable de las mismas y por tanto sin que se resienta de manera considerable la calidad de la estampación.

Actualmente también se está comenzado a utilizar materiales sintéticos como matrices de los grabados a la punta seca, como es el caso de los acetatos, de mayor o menor grosor y mayor o menor dureza. El siguiente vídeo ilustra cómo tallar una matriz plástica, más concretamente un CD- ROM con la ayuda de una punta afilada sirviéndonos de la técnica de la punta seca.


Una vez grabada la plancha o matriz, se procede a entintarla y estamparla en base a los métodos descritos en las entradas "Proceso de entintado en hueco" y "Proceso de estampación en hueco".


Naoko Nakamoto. En la terraza, 1986 (detalle). Punta seca

Rembrandt. Autorretrato. Punta Seca

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Hola es muy interesante lo de grabar sobre acetato, ¿qué tipo de acetato recomiendan?, ¿del que se usa en artículos de papelería?... hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Estoy interesada en venderme un cuadro de Naoko Nakamoto, podrias informarme sobre donde podriía venderlo y precios?

    ResponderEliminar
  4. Hola! Gracias por info brindada! Te queria pregubtar acerca de los dibujos que pueden realizarse, hay alguna tecnica para ponerle sobras..hay algunos dibujos mas potables que otros? Es que recien esroy empezando y me encanta el grabado, gracias por todo, saludos :(

    ResponderEliminar