domingo, 29 de mayo de 2011

Técnicas aditivas

Las técnicas aditivas se trata de una alternativa del grabado en relieve que ofrece resultados muy interesantes en cuanto al acabado de las texturas, ya que cabe la posibilidad de llevar a cabo gofrados de gran interés a la par que estos tienen un aporte cromático si así se desea.

Las matrices pueden ser de casi cualquier cosa, teniendo en cuenta que ha de tratarse de un material de una resistencia adecuada en función de las veces que deseemos estamparla.

De esta forma podemos encontrarnos con técnicas aditivas llevadas a cabo con bases tanto líquidas, como pastosas, así como sólidas.

  • En cuanto a las bases líquidas podemos actuar con pinturas y barnices dotados de algún tipo de carga o aglutinante mezclado en ellos que apliquemos sobre la matriz con brocha o con algún otro medio, como pueden ser polvos de carborundo, arenas, virutas, etc. El barniz secará aglutinando los diferentes elementos que posteriormente serán los encargados de recoger la tinta.
  • Las bases pastosas o cremosas, las podemos lograr a base de masillas emplastecedoras, resinas o algún tipo de adhesivo pastoso. Estos los podemos aplicar con o sin cargas sobre las planchas y dado su característica pastosa, podemos llevar a cabo sobre ellos dibujos o texturas que al secar conformarán una base dura que actuará como matriz.
  • Las bases sólidas, consiste en la adhesión de diferentes materiales sólidos sobre un soporte que actúe de matriz. Esos materiales pueden ser de lo más variado, desde diferentes papeles a cartones, plásticos, palillos de madera, telas, puntillas, hilos, cuerdas, etc. Lo único que tenemos que tener en cuenta, es que si queremos llevar a cabo una estampación múltiple, estos materiales han de ser resistentes a las diferentes tiradas que queramos realizar, de lo contrario solamente obtendríamos monotipos.

Métodos de entintado

Los métodos de entintado son similares tanto para el grabado en hueco como para el grabado en relieve, si bien, existen algunos que son propios de cada una las técnicas así como otros que sirven tanto para planchas grabadas en hueco o grabadas en relieve.
  • Grabado en hueco:
    • Método de entintado monocromo (consiste en aplicar un solo color a la plancha)
    • Método de entintado policromo:

§ Aplicación de varios colores a una misma plancha

§ Corte de la plancha en piezas y entintado de cada pieza por separado.

§ Entintado con reservas (patrones)

§ Entintar la plancha tanto en relieve como en las entallas (hueco)

§ Uso de varias planchas (sobreimpresión)

  • Grabado en relieve:
    • Método de entintado monocromo (consiste en aplicar un solo color a la plancha)
    • Método de entintado policromo:

§ Aplicación de varios colores a una misma plancha

§ Corte de la plancha en piezas y entintado de cada pieza por separado.

§ Uso de varias planchas (sobreimpresión)

§ Plancha perdida

sábado, 28 de mayo de 2011

Serigrafía


La serigrafía es una técnica de impresión que generalmente se utiliza en el método de reproducción de documentos e imágenes, pero de la que también podemos obtener resultados creativos y artísticos. Consiste en transferir una tinta haciendo uso de una malla, la cual impide el paso de la tinta donde no deseemos construir imagen por medio de una emulsión o un barniz. Se trata de una técnica de reproducción múltiple ya que, una vez que hemos logrado conseguir el primer modelo, podemos repetir de nuevo el mismo motivo tantas veces como deseemos, sin límites.

El proceso de la serigrafía consiste en colocar una malla (tradicionalmente de seda, pero hoy día mas utilizado el nylon) tensada en un marco sobre el soporte en el cual deseemos imprimir. La malla está impregnada de un barniz en las zonas que no conforman el dibujo, es decir en el fondo. El soporte a imprimir puede ser papel, o un sin número de materiales, como cartones, telas, etc. Se hace pasar la tinta a través de la maya aplicándole una presión moderada con un rasero, una especie de rasqueta de caucho(como las utilizadas para entintar en grabado en hueco, pero en vez de ser de plástico es de caucho. Glosario de herramientas).

De esta forma, la tinta colará al soporte colocado bajo la malla solamente en aquellas zonas que no están impregnadas del barniz o emulsión quedando estampadas en el soporte.

Esquema de impresión serigráfica

Litografía


La litografía es una técnica de grabado inventada en 1796 por Aloyw Senefelder en Munich y que pronto atrajo la atención de numerosos artistas como Goya que ya en 1819 mostraba sus grandes posibilidades.

Se trata de un proceso de impresión que consiste en reproducir sobre papel lo dibujado con una tinta especial o lápiz graso (barra litográfica) sobre la superficie de una piedra calcárea compacta y muy homogénea. Esta piedra calcárea tiene forma de placa gruesa con sus dos caras opuestas paralelas y una de ellas pulida muy finamente y con las aristas rebajadas.

Existen dos métodos dentro de la litografía:
  • Uno es conocido como el método calcográfico en el que el litógrafo dibuja directamente sobre la piedra con una plumilla de acero.
  • El otro es el litográfico, que consiste en transportar un dibujo realizado en un papel a la pieda por medio de tinta o un lápiz graso.
El proceso de impresión se basa en la repulsión entre diferentes sustancias grasas y el agua y en la propiedad que tiene este tipo de piedras de retener las sustancias grasas. Tras obtener el dibujo sobre la piedra (directamente o mediante el transporte desde el papel), se humedece con una esponja la superficie de la piedra y se pasa por ella un rodillo de entintar.

Las partes grasas que son las que constituyen el dibujo y por lo tanto han rechazado el agua, retienen la tinta, la cual es rechazada por las partes húmedas de la piedra que corresponden a los espacios no dibujados.

Una vez entintada la superficie se superpone una hoja de papel humedecido sobre la que se ejerce presión con un torno litográfico, obteniendo el traslado al papel de la capa de tinta que constituye el dibujo. Es una técnica que soporta grandes tiradas.
Esquema de estampación litográfica

El siguiente vídeo ilustra el proceso de una manera muy clara:

En esta técnica destacan litógrafos como el inglés Whistler, los alemanes Thoma y Slevogt o el noruego Munch.

Carborúndum

El carborúndum es un abrasivo artificial que se obtiene calentando a altas temperaturas el carbón en polvo con sílice hasta que se cristaliza en granos hexagonales. Aplicado al grabado, se denomina carborúndum a la técnica llevada a cabo con este polvo, tratándose de una técnica aditiva de grabado en relieve relacionada con el grabado en hueco en la forma que tene de ser entintada y estampada.

El carborúndum se puede mezclar con algún adhesivo y aplicar directamente sobre las planchas que actúan de matriz (metálicas, plásticas u otros) en forma de composiciones creativas. Al secar el adhesivo se puede entintar y estampar logrando imagen tanto por color, como por texturas al imprimirse sobre el papel un gofrado de las zonas cubiertas por el carborúndum.

Este material se puede aplicar sobre la matriz aglutinado con diversos productos como son:
  • Barnices.
  • Aglutinantes vinílicos (colas)
  • Resinas
  • Masillas (masilla tapagrietas)
Por lo que es una técnica que se puede considerar tanto técnica aditiva de base líquida, como técnica aditiva de base pastosa o cremosa.

La forma de proceder es mezclando el carborúndum con el producto elegido formando una masa homogénea, ya sea líquida o pastosa; también se puede aplicar el adhesivo sobre la plancha y solpolvorarlo cuando aun no está seco con el carborúndum. De una forma u otra conseguiremos valores tonales dependiendo de los diferentes calibres de los granos de carborúndum.

Carborúndum

Una vez que hemos dejado secar el adhesivo mediante el cual hemos adherido el carborúndum a la matriz, el proceso de entintado y estampación es el mismo que en el resto de técnicas de grabado en hueco.

Es importante cuidar el entintado, ya que debido a la granulometría del material, es posible que la tinta no penetre bien por todos los huecos, dando lugar a estampas diferentes que no responderían a las características de reproducción múltiple propias del grabado.
Josep Guinovart. Don Quijote de la Mancha. Carborúndum


Otro tema delicado es la adhesión del carborúndum. Es preciso comprobar que esté todo bien adherido, de lo contrario podrían desprenderse trozos durante el entintando y la limpieza de la plancha que podrían llegar a ocasionar arañazos sobre la plancha (especialmente si es de manteriales blandos) que posteriormente se estamparían bajo la presión del tórculo.

Procesos de entintado

El entintado de una matriz se lleva a cabo tras haber finalizado los diferentes procesos de grabado. Se trata de aplicar color sobre la matriz, que posteriormente transferiremos a un papel por medio de presión, ya sea manual o mecánica.

El proceso de entintado difiere de unas técnicas a otras, de esta forma, nos encontramos con:

Monotipos


Monotipo. Gauguin

El concepto de monoimpresión tiene su origen en el griego: monos (uno, único) de imprimere (que equivale a imprimir, estampar, etc.). De esta forma podemos decir que la monoimpresión consiste en imprimir una sola obra de manera irrepetible.

La monoimpresión consiste en imprimir una sola e irrepetible obra, llevada a cabo en un primer momento sobre una "matriz", teniendo por un lado, ciertas connotaciones gráficas, emparentadas con las grandes modalidades de la estampación o artes gráficas (grabado, serigrafía, etc.), pues no en vano se recurre y se apoya en estas mismas técnicas para llegar a resultados diferentes a consecuencia tanto del modo de utilización del material empleado como las formas de realización práctica. De cualquier forma se trata de una técnica interesante en la que siempre podemos obtener resultados inesperados marcados con un gran encanto .

A lo largo de la historia han sido varios los artistas que han llevado a cabo ésta técnica, porque dado que no se trata de un grabado en sí (aunque se sirve de sus técnicas para llevar a cabo sus procesos) y que tiene ciertas connotaciones con la pintura, no es necesraio ser un grabador experto para hacer un monotipo de la misma forma que un pintor, puede servirse de ella para lograr grandes resultados. De esta forma podemos destacar las figuras de Gauguin (autor de la obra de la imagen) Picasso, Degas, Rouault, Matisse, Max Erns, Chagall o Miró, destacando la obra de monotipos del americano Maurice Prendergast durante el siglo XIX.


Desde una visión histórica más contemporánea, también destacan las obras de artistas, que han llevado a cabo una mezcla entre el grabado tradicional y el monotipo, es decir, tran conseguir una estampa de acuerdo a algunas de las técnicas tradicionales del grabado, se procede actuando sobre la superficie con diversos métodos que den lugar a un monotipo en base a una estampa de grabado. Artistas que destacan en esta disciplina son Mark Tobey, Matt Phillips, Fritz Eichenberg, Carol Summers entre otros.

Mark Tobey. Monotipo 2003

viernes, 27 de mayo de 2011

Xilografía

La xilografía es una técnica de grabado en relieve cuya particularidad reside en que la matriz utilizada se trata de un taco o plancha de madera.
La madera se trabaja con diferentes herramientas en función de la técnica xilográfica que empleemos; de esta forma distinguimos entre:
  • Xilografía a fibra (o a hilo): cuya principal característica es que la madera trabajada la obtenemos cortándola en el mismo sentido del eje del árbol.
Kathe Kollwitz. La sombra, 1924. Xilografía a fibra
  • Xilografía a contrafibra (o a testa): que a diferencia de la xilografía a fibra, la madera para esta técnica la cortamos transversalmente al tronco del árbol.
Thomas Bewich. Xilografía a contrafibra. Finales s.XVIII

Sistemas de presión


La presión ejercida para estampar una matriz sobre un papel puede ser llevada a cabo de forma manual o de forma mecánica.

  • De forma manual, la llevaremos a cabo con un baren, consistente en una superficie convexa de madera con un mango que aplicamos por el reverso del papel colocado encima de la matriz entintada. El baren puede ser sustituido por una cuchara de madera en caso de no contar con una herramienta de estas características.

  • De forma mecánica: existiendo dos medios principales que son:

Preparación de la plancha de metal para grabado en hueco

Las planchas de grabado en hueco sean del metal que sean, requieren ser preparadas correctamente para conseguir un grabado con buenos resultados. De esta forma, todas las planchas de grabado, pasarán por los siguientes procesos:

El orden en el que se llevan a cabo estos procesos varía en función del trabajo a realizar y de los gustos del grabador. Sí que es cierto, que reestructurar el formato de la plancha es primordial antes de comenzar cualquier proceso de grabado, al igual que se debe desengrasar la plancha antes de proceder a aplicar alguno de los materiales propios de las técnicas indirectas de grabado en hueco. El biselado se puede llevar a cabo al inicio de todo el trabajo, o bien cuando la plancha ya esté grabada, justo antes de proceder a estamparla. El sellado también se puede realizar al inicio del proceso de grabado o bien, justo antes de la inmersión de la plancha en el ácido.

Procesos de estampación

Los procesos de estampación varían en función de la técnica que queramos estampar; de esta forma podemos encontrarnos con:

  • Procesos manuales (utilizados generalmente para estampar grabados en relieve)
  • Procesos mecánicos (utilizados para estampar grabados tanto en hueco como en relieve)
De esta forma podemos decir que escogemos un sistema de estampación u otro en función de la técnica que queramos llevar a cabo. De cualquier forma, lo rocesos de estampación quedan descritos en las siguientes entradas:



Proceso de entintado en relieve


Para proceder a entintar una plancha grabada en relieve para posteriormente estamparla, precisaremos de los siguientes materiales:
  • Papel
  • Tinta
  • Utensilios para aplicar la tinta sobre la plancha:

- Rodillos: pueden ser de goma dura o blanda (natural, sintética o compuesta), de gelatina o de poliuretano. Lo ideal para el grabado en relieve son los rodillos de poliuretano, los cuales es conveniente tener de diversas medidas y durezas para elegir el más adecuado al tamaño y las características de la matriz. Los más duros sirven para las superficies regulares que contengan muchos detalles y permiten descargar la tinta de forma uniforme por toda la plancha. En cambio los blandos se adecuan mejor a superficies irregulares y también permiten depositar la tinta de modo uniforme por todas las superficies de una plancha de las citadas características.

Rodillo

o Manual: baren o cuchara.

Baren
Baren

o Mecánica: Prensa o tórculo.

Prensa vertical

Para entintar una plancha grabada en relieve, extendemos un poco de tinta del color deseado con una espátula sobre un tintero (superficie plana y lisa de cristal o mármol) y la batimos ligeramente para que se caliente y su textura sea más fluida. En ocasiones, cuando se requiere tinta muy fluida, conviene añadir unas gotas de aceite de linaza.

Procederemos a cargar el rodillo de tinta procurando que quede cubierto por una capa fina y regular. El entintado d la plancha debe hacerse mediante sucesivas pasadas con el rodillo, dadas en todas las direcciones. Lo habitual es cargar el rodillo con finas capas de tinta y recargarlo a medida que se vaya necesitando, ya que si se carga demasiado, la plancha se satura de tinta y se distorsiona la imagen en la estampación.

Una vez entintada la plancha se procede a estamparla de acuerdo a los procesos explicados en la entrada "Procesos de estampación en relieve".

Proceso de entintado en hueco

Para proceder a estampar una plancha grabada en hueco, es decir una plancha de metal grabada a la punta seca, al aguafuerte, al aguatinta, etc. necesitaremos los siguientes materiales.




Útiles de entintado

Útiles de entintado

Para entintar la plancha con una muñequilla, extendemos un poco de tinta con una espátula sobre un tintero (superficie plana de cristal o mármol) y la batimos ligeramente para que se caliente y su textura sea más fluida.

Impregnamos la muñequilla con la tinta y actuamos sobre la plancha grabada ejecutando círculos en todas direcciones para asegurarnos que la tinta penetre en todas las incisiones que tiene la plancha.
Entintado con muñequilla

La muñequilla no es muy aconsejable para entintar puntas grabadas a la punta seca, ya que se pueden quedar enganchados en las rebabas pequeños fragmentos de la tela que posteriormente ocasionarán en la estampa puntos blancos o dragos de tinta.
Para entintar la plancha con una rasqueta de plástico cargaremos la rasqueta con tinta y procederemos a arrastrarla por encima de la matriz con una inclinación aproximada de 45º. Debemos aplicar la tinta de forma generosa y en todas las direcciones para asegurarnos que la tinta llega a todas las incisiones. Posteriormente con la misma rasqueta se procede a eliminar la tinta sobrante.
Entintado con rasqueta

Ahora tenemos la plancha completamente entintada, tanto el hueco como el relieve, por lo que procederemos a limpiar la superficie de la plancha para que únicamente queden entintadas las incisiones. Para ello nos ayudaremos de la tarlatana, la cual la arrollaremos sobre si misma hasta conseguir una almohadilla redondeada con una superficie plana que nos permita utilizarla sobre la matriz sin apretar.
Actuaremos suavemente por toda la superficie eliminando la tinta progresivamente, nunca por zonas.
El siguiente vídeo, en el que se ha procedido a estampar una matriz de un material plástico (un CD-ROM y grabado a la punta seca) ilustra el proceso de forma clara.
video
Para estampar en hueco es imprescindible contar con un medio que ejerza presión sobre el papel colocado encima de la plancha, a fin de que recoja la tinta que hemos introducido en las entallas de la plancha. Ver entrada "Proceso de estampación en hueco"


Procesos del aguatinta


La aguatinta es uno de los procesos más usados para crear áreas tonales dentro de todos los procesos tradicionales al aguafuerte.

Consiste en depositar resina pulverizada sobre la plancha metálica correctamente desengrasada, para calentarla y fundirla hasta fijar los granos de resina sobre la plancha.

Posteriormente se procede a morderla mediante la inmersión en un baño ácido, proceso que se lleva a cabo en varias fases realizando reservas de las zonas que deseemos más claras.

Esquema del proceso de inmersión de la plancha en el ácido


Los granos de resina actúan como diminutos puntos sobre la superficie de la plancha rodeados de metal descubierto, el cual se corroe durante la inmersión en el ácido.

Estampación de una plancha de prueba donde se comprueban los
diferentes tiempos para conseguir escalas tonales.

Una vez mordida la plancha, se extrae del baño ácido y se eliminan tanto las reservas como la resina con aguarrás, procediendo a entintar la plancha y estamparla, de acuerdo a los procesos de entintado y estampación en hueco descritos en las entradas correspondientes.

La tauromaquia, Pablo Picasso. Aguatinta

Grabado al buril


La técnica del grabado al buril consiste en cortar, inscribir o tallar en la superficie de un material de dureza y resistencia suficientes para conservar la incisión de forma duradera como puede ser una plancha metálica. Se trata del más directo de todos los procesos en hueco además de ser el más difícil de llevar a cabo y el que más destreza requiere en el empleo de las herramientas.

La herramienta empleada es un buril (queda nombre a la técnica) consistente en una barrita recta de unos pocos centímetros de longitud y de sección cuadrangular, triangular o romboidal que se monta sobre un mango de madera. La punta metálica se afila de modo que se conforme una cara plana con una inclinación de unos 45º. Si se desean entallas más breves y anchas, viene bien afilarlo con una inclinación de 60º.
Para trabajar una plancha con un buril, lo más importante es que el buril esté bien afilado, que incidamos sobre la plancha con el buril con un ángulo bastante bajo, de lo contrario el buril se clavará en la plancha e impedirá que avance vaciando las líneas. Con el buril siempre se trabaja haciendo un movimiento de empuje y no de arrastre trazando las líneas que van componiendo el dibujo.

Bernardinus Nocchi (dibujó)y Rafaello Morghen (grabó) Grabado al buril .Copia del fresco de Rafael para la bóveda de la Estancia de la Signatura, Palacio Pontificio del Vaticano, 1509-1511).


Melancolía I. Alberto Durero, 1514. Grabado al buril


Adan y Eva. Alberto Durero. Grabado al buril


Otra posibilidad consiste en confeccionar todo el dibujo en la plancha con puntos diminutos, lo cual es un método bastante sencillo de grabado con buril, que se efectúa con un buril cuya punta se ha curvado ligeramente hacia abajo lo que facilita el acto de abrir los puntos.


Posibilidades para lograr efectos cromáticos.

Las posibilidades para lograr efectos cromáticos dentro del mundo del grabado son muchas y variadas, ya que además de contar con una serie de técnicas para este fin podemos jugar con la combinación de varias de ellas, con lo que las posibilidades se multiplican. De esta forma en lo referente al color podemos hablar de:

Aplicación de dos o más colores a una misma plancha.


También conocido como entintado a la poupée se trata de un método que sirve tanto para entintar planchas en hueco o en relieve. La diferencia radica en la forma de entintar una u otra; las planchas talladas en hueco las entintaremos con un rodillo tal y como se indica en la entrada "Proceso de entintado en relieve" y las planchas talladas en hueco, con diversos métodos como los que se explican en la entrada "Proceso de entintado en hueco".
El proceso para aplicar dos o más colores a una misma plancha, ya sea grabada en hueco o en relieve consiste en entintar cuidadosamente una parte determinada de la plancha con uno de los colores; en el caso del grabado en hueco se entinta y se limpia. A continuación se aplica el segundo color en otra zona; la operación se repite hasta entintar (y limpiar en grabado en hueco) la plancha entera.
El número de colores que apliquemos depende de la naturaleza de la plancha y de la habilidad de quien entinta, ya que si los colores se mezclan durante el entintado, el resultado será una estampa con colores sucios y poco definidos.
Joan Miró. Página de edición de Feulles éparses, de René Crevel, 1965. Aguafuerte y aguatinta

Entintado en color cortando la plancha en piezas


Cortar la plancha en piezas es un método para conseguir efectos cromáticos en un grabado. Sirve tanto para grabado en hueco como para grabado en relieve, procediendo a cortar la plancha en piezas de forma sencilla o compleja y entintando cada una de ellas con un color diferente.

Para el grabado en hueco, utilizaremos los métodos de entintado propios de grabado en hueco de la misma forma que para el grabado en relieve, usaremos los métodos propios del grabado en relieve.
Una vez entintadas todas las piezas se montan sobre la plantilla de registro en su posición original garantizando de esta forma la separación absoluta entre los colores sin mezclas en las zonas limítrofes.

En las siguientes imágenes, vamos a ver como Eduard Munch procedió a seccionar una plancha para lograr efectos cromáticos en el resultado final. La primera imagen muestra todos los trozos de que consta la matriz, lógicamente invertidos, pues corresponden al momento inmediato al proceso de entintado y previo al proceso de estampación. La segunda imagen nos muestra el resultado final.
Plancha cortada y entintada. Se observa la inversión de la imagen con respecto a la fotografía siguiente
Dos mujeres en la playa. Edvard Munch. 1898. Xilografía.
Resultado final

El gran inconveniente de este método es que queda inevitablemente unas líneas blancas a o largo de las uniones de las piezas.

jueves, 26 de mayo de 2011

Corte de la plancha

La mejor forma de cortar una plancha metálica y adecuar con esto el formato al tamaño deseado es actuar con ayuda de una guillotina especial para metal.
El proceso es sencillo: tras marcar los lugares por donde queremos cortar, solamente tendremos que colocar la plancha en la posición correcta en la guillotina y accionarla para producir el corte.
Lo ilustra más claramente en siguiente vídeo:

video

Existen establecimientos donde se venden planchas metálicas en los que también las cortan a la medida deseada

Entintado en color con reservas

Se trata de un método de entintado en color que sirve únicamente para el grabado en hueco. Procedemos elaborando una serie de patrones de acetato, por ejemplo, cuyo número estará en función de los diferentes colores que queramos estampar.

Cubrimos la plancha con los patrones fijándolos correctamente levantando únicamente el patrón perteneciente a uno de los colores. Entintamos la zona tal y como se expresa en la entrada "Proceso de entintado en hueco" y la volvemos a cubrir con su correspondiente patrón para proceder a levantar el patrón del siguiente color y entintarlo. Actuaremos de la misma en los diferentes colores que queramos aplicar sobre una misma plancha.
Tony Clapés. 1985. Agafuerte y aguatinta

Es una técnica que no sirve para el grabado en relieve, ya que al tapar la zona entintada con un patrón estropearíamos la superficie lisa de tinta ocasionando desperfectos en la estampación.

Estampación a partir de una sola plancha entintada tanto en las entallas como en la superficie


Este es un método de estampación por medio del cual se consiguen efectos cromáticos que únicamente es válido para el grabado en hueco, ya que referido al grabado en relieve, presenta muchos inconvenientes.
Se procede entintando y limpiando la plancha de la forma habitual, tal y como se explica en la entrada "Proceso de entintado en hueco" y a continuación se aplica un segundo color a rodillo entintando la superficie en relieve.
Se trata de una técnica muy versátil ya que puede combinarse con las demás técnicas de estampación en color que describimos en este blog.

Inma Hernández, 2002. Barniz y blando y aguatinta


Estampación en color con varias planchas


Esta técnica de grabado en color se sirve de varias planchas para lograr resultados con efectos cromáticos. Es una técnica que sirve tanto para el grabado en hueco como para el grabado en relieve, aunque el ejemplo mostrado, sea una estampación en relieve.

Es importante tener en cuenta que cada plancha llevará una talla diferente y que al estamparlas es posible que la superposición de dos colores de lugar a un tercer color.

Generalmente se estampan primero los colores más claros y los más oscuros después, a fin de que los colores oscuros no ensucien a los claros.

Vamos a ver el proceso con este grabado de Gauguin.

Gods-Te Atua-(Dioses), Paul Gauguin. Xilografía. 20,5 x 35,5. MoMa, Nueva York.
  • En una primera plancha se deja en relieve todo aquello que deseemos estampar en color amarillo, tallando el resto de la plancha y especialmente aquellas zonas que queramos en color blanco.

  • En otra plancha, se deja en relieve todo lo que deseemos que quede en color negro. Si algo queremos que sea blanco, debe ir tallado en las dos planchas.

  • Posteriormente procedemos a estampar la plancha entintada en color amarillo.

  • Sobre esta estampación, procedemos a estampar la plancha entintada en negro obteniendo el siguiente resultado.
  • Gods-Te Atua-(Dioses), Paul Gauguin. Xilografía. 20,5 x 35,5. MoMa, Nueva York.


    En la siguiente imagen correspondiente a una estampa grabado en hueco también se ha dado un caso de sobre impresión con dos planchas; existe una primera plancha que contiene los motivos estampados en ocre y una segunda plancha que contiene los motivos estampados en el color marrón oscuro.
    Déborah. Teresa Alvarez Rodríguez. 2009. Aguafuerte, aguatinta y grabado a la sal

    Este último ejemplo, también hace uso de la sobreimpresión para conseguir efectos cromáticos, pero a la vez existe otro método que es el entintado a la poupée, es decir, la aplicación de dos o más colores sobre una misma plancha.
    Así, existen dos planchas; la primera en ser estampada contiene el color amarillo de todo el fondo, mientras que la segunda contiene tanto el color rojo, el verde de las hojas así como el color ocre que da volumen a las esferas de la derecha.

    Teresa Álvarez Rodríguez. 2009. Aguafuerte, aguatinta y barniz blando

Normalización

Debido a que de una misma matriz podemos obtener numerosas estampas, es preciso normalizar todas ellas en base a unos parámetros. La firma del autor en una estampa, es la que le confiere a cada una de las estampas su caracter único ya que de lo contrario sería una más de todas las que podemos llegar a estampar con una misma matriz. Y lo que diferencia a una estampa firmada por el artista de otra que también lo está, es la nominación de la prueba.

De esta forma, en el margen inferior de la estampa siempre escrito a lápiz, nos encontramos con el título de la obra en el centro, en el caso de que lo tuviese; a la derecha aparece la firma del artista y la izquierda debe aparecer alguno de los siguientes parámetros:
  • P.E. Cuyo significado es Prueba de estado. Se trata de una prueba que se realiza antes de la configuración total de la estampa, para ver el estado en el que se encuentra la plancha en ese momento o para advertir errores que sean objeto de modificación.
  • BAT. Se trata de una siglas en francés que significan Bon a tirer (Buena para tirar). Se puede considerar una prueba de estado más, pero esta vez no precisa de ninguna otra modificación. Una vez que conseguimos una estampa que estimamos no es necesario que reciba nuevas modificaciones la nominamos como BAT y en función de sus características estampamos todas las demás.
  • HC. También siglas en francés significan Hors Commerce (fuera de comercio). Se trata de pruebas no venales que normalmente no se venden y son utilizadas con fines comerciales como la introducción de programas o publicidad.
  • PA. Cuyo significado es prueba de artista; también nos podemos encontrar las siglas francesas EA (Epreuve d'artista). Se trata de las pruebas que son designadas al artista y que por lo general suponen un 10% de la edición total.
  • Pruebas de tirada ordinaria 1/50, 2/50, 3/50...50/50. Se trata del resto de pruebas de la tirada. En el ejemplo la tirada es de 50 estampas, pero si fuese de 75 por ejemplo nos encontraríamos con la estampa 1/75, 2/75, 3/75 ...75/75. Estas estampas son todas iguales pero cabe destacar que tiene mayor valor la 1/50, que la 50/50, porque se estima que durante el proceso de estampado de las 50 estampas la plancha se ha ido degradando minimamente en cada estampación, debido al desgaste ocasionado por la limpieza y a las deformaciones ocasionadas por el tórculo, especialmente en la linoleografía, la punta seca y la manera negra tradicional.
Estas normas son aplicables para todas las técnicas de grabado, en cambio, los monotipos, difieren ligeramente en la forma de ser nombrados, ya que se trata de obras que no es posible reproducirlas múltiples veces. De esta forma, los monotipos los nombraremos únicamente con el símbolo 1/I. El uno en números romanos, indica que es un monotipo y que no existe la posibilidad de encontrar otra obra igual dentro o fuera del mercado.

Esta distinción se lleva a cabo debido a que en ocasiones las técnicas de monotipo una vez estampadas pueden dar lugar a confusión con otras técnicas de grabado.

Procesos del monotipo


Para proceder a llevar a cabo un monotipo sirviéndonos de la presión procederemos llevando a cabo una matriz sobre una superficie lisa como puede ser un cristal, un metal, un linóleo, un acetato, un metacrilato, etc. Sobre esta matriz podemos actuar con una infinidad de técnicas hasta conformar la imagen deseada. Las posibilidades son infinitas pero vamos a ofrecer una serie de ideas:
  • Procedimientos solubles en agua: que permiten ser impresos en papel humedecido previamente.
  • Colores sólidos como barras que ofrecen los mismos efectos antes y después de la impresión.
  • Lápices acuarelables que solamente permiten ser aplicados en superficies con cierta aspereza o porosidad debido a su dureza. Al estamparlo mediante presión sobre el papel humedecido ofrecerá resultados inesperados.
  • Colores semilíquidos:
-Tintas de imprimir con agua.
  • Colores líquidos.
-Barras de colores diluidas.
-Lápices acuarelables diluidos con agua.
-Rotuladores.
  • Tintas grasas como óleos o la propia tinta calcográfica.
  • También cabe destacar la adicción de diferentes materias, como telas, cartones, puntillas, hilos, papeles, plásticos, palillos, polvos de diferentes grosores (azúcar, sal, arena, serrín...) que ofrecen diferentes texturas y posibilidades bien si se aplican secas o impregnadas en tintas, en función de su grosor
Como vemos las posiblidades son muy variadas y estas aumentan con la combinación de todas ellas, así como con el tratamiento que se les de. Se pueden llevar a cabo raspados, adición de nueva materia, sustracción de la misma en diferentes zonas y una cantidad infinita de posibilidades creativas.

Una vez que tenemos nuestra "matriz" de monotipo configurada, solamente tendremos que imprimirla por medio de la presión que puede ser manual, o la ejercida por alguno de los sistemas de presión.

Esquema de impresión de un monotipo

Es importante destacar que las posibilidades siguen aumentando aun después de la estampación, pues podemos estampar una nueva composición sobre la que ya tenemos, o solamente por diferentes partes... Las posibilidades son múltiples y los resultados inesperados.

La lección de danza. Edgar Degas. Monotipo. 1887